Variaciones energéticas / texto de Pedro Donoso

from: invisible

Texto de Pedro Donoso a proposito de la obra de Michael Saup

He encontrado mi objetivo.
Necesito cosechar un árbol nuclear en el bosque rojo junto al reactor de chernobyl;
una tela contaminada pintada con los colores invisible de las pesadillas.

I have found my target.
I need to harvest a nuclear tree in the red forest next to the chernobyl nuclear reactor,
a contaminated canvas painted with the invisible colors of nightmares.

futurefluxus.org/node/14

La energía lumínica de muchas estrellas que ya han muerto sigue viajando por el espacio y, desde la superficie de la Tierra, admiramos su luz a una distancia inimaginable. Esa distancia es todo lo que existe, esa distancia sembrada de estrellas activas viendo pasar la luz muerta. Y tal vez, existe la mirada que contempla el viaje de los astros muertos.

Partamos con esa señal. Y cuando decimos señal también podemos pensar que, al hablar, estamos igualmente emitiendo energía a través de palabras que podrían o no alcanzar su objetivo, el oído, la mente de aquel que escucha. Palabras que viajan como la luz emitida por las estrellas: nosotros transmitimos palabras, nuestra energía. Por esa razón, toda forma de entendimiento de energía se concreta, según parece, sobre la base de un (inter)cambio, una transmisión. O un traslado: las palabras que cubren una distancia por el aire como la luz de las estrellas viajando por el espacio.

Está claro que la energía siempre se verifica por una transformación. No sabemos tal vez definirla, pero sí podemos constatar que pese a ser invisible, en la medida que se manifiesta algún cambio, sabemos entonces que ha actuado: la energía es una corriente que difícilmente observamos excepto en sus resultados. Algo que, por otra parte, nos recuerda el Principio de incertidumbre de Heisenberg: cada vez que intentamos medir la energía, alteramos su valor (en términos vagos, es una de las condiciones más conocidas de la mecánica cuántica: la presencia de fenómenos que observamos y alteramos al mismo tiempo. Ver es cambiar: observar es modificar.) Eso torna fugaz a la energía, escurridiza, siempre se nos termina escapando.

Lo que sí podemos constatar son los resultados de la aplicación de la energía. Resultados que hablan de vida y destrucción, de plantas que brotan y crecen gracias a la fotosíntesis, a la energía que reciben de la luz solar. O podemos hablar de ciudades arrasadas por la invasión invisible de la radioactividad.

nuclear trees are burning. radioactive particles are dancing again.

los árboles nucleares están en llamas. las partículas radioactivas bailan otra vez.

Michael Saup

Hace ya mucho, Albert Einstein dio con una fórmula aterradora y mágica. E=MC2

Energía es la masa por la velocidad de la luz al cuadrado.

Es una fórmula que sirve para entender las estrellas muertas cuya luz viaja por el espacio. Y es, también una fórmula que sirve para aplicar la muerte a gran escala, una estrella de la muerte, como en el caso de los resplandores que asolaron Hiroshima y Nagasaki.

Una de las novelas de Roberto Bolaño, el escritor chileno que murió tan joven a los 50 años, se llama ESTRELLA DISTANTE. Es un relato sobre el trabajo de un artista asesino, el poeta Carlos Weider que vuela por los cielos en su avión, un Messerschmidtt como los que usaba la Luftwaffe. Tal vez la escena culminante del libro es precisamente la narración de un momento que no es descrito: la entrada a la exposición que este personaje realiza en forma privada donde los asistentes son invitados a pasar, uno a uno, a una habitación en la que Weider ha dispuesto su obra. Nunca sabemos lo que contiene la sala; sólo sabemos que los visitantes salen vomitando.

El vínculo con el trabajo de la estrella, el sol, lo que no podemos atrapar, lo que nos lleva a un límite ambiguo entre lo vital y lo mortal parecen orbitar en estas conexiones.

Es, tal vez, una forma de mirar a la cara la energía que, por su raíz etimológica, menciona a un término que quiere decir ‘actividad, fuerza en movimiento’. Entre la vida y la muerte corre la energía. ¿No es acaso el límite entre lo vivo y lo inerte? Una chispa.

Una transformación de los recursos fósiles albergados bajo la superficie de la tierra.

PROYECTOS

LA LUZ como piel

La luz solar no sólo ha permitido la manifestación biológica de la vida sino que ha sido también la que ha dado vida a las artes visuales. La luz, como elemento energético en su correlato simbólico, ocupa un lugar decisivo en el desarrollo de la representación que tiene lugar en las artes visuales. Podemos pensar la relevancia que tiene la luz en la pintura occidental desde el impresionismo y su obsesión por captar el momento en los trazos lumínicos, hasta obras como la James Turrell, Dan Flavin o Toni McCall.

En 1992, [Saup] funda el grupo “partículas supremas” con el que ayuda a lanzar el área de procesamiento audiovisual y ambientes interactivos. Este grupo se especializó en la creación de software experimental en conexión con el arte, la arquitectura y la música. Uno de los trabajos que llevaron a cabo fue “Light as Skin” (Leve como la piel o La luz como piel), un túnel de conexión bañado de luz para los pasajeros en tránsito en el Aeropuerto Internacional de Frankfurt. Esta fue una de las primeras obras interactivas de artes mediales a gran escala y de larga duración realizadas en el espacio público.

Todas las conexiones que se hacen posible en el trabajo de Saup parecen indicar una recuperación de las relaciones más sutiles entre la materia y la luz para crear una situación en la que ciencia, discurso y visión se mezclan como un solo proceso de observación de la mecánica íntima de la vida.

“Light as Skin” equivale a la creación de un ambiente en un espacio de transición. Un aeropuerto, un no-lugar, un espacio concebido para el paso fugaz, para la impermanencia, donde nadie se detiene y nadie se conoce, es también el laboratorio perfecto para inocular al pasajero con algo que no debe abordar de manera frontal, algo inmaterial, luz y sonido, que levemente le salen al paso: basta con recorrer el pasillo para sumergirse en ese microclima. A cambio, al pasajero sólo se le pide que siga su camino con destino a la zona que le corresponde para embarcar.

/

* Pedro Donoso, traductor, colaborador literario y crítico en diversas publicaciones culturales de Chile y el mundo. Después de residir en España e Inglaterra, trabaja en Valparaíso desde 2012 donde ayuda a organizar la muestra internacional de arte contemporáneo, Of Bridges & Borders (2013). Actualmente, además de su trabajo como académico en Santiago y Viña, revisa la edición de un volumen sobre la obra de Gordon Matta-Clark y contribuye con el Encuentro de Cultura Digital. Ha colaborado con artistas y galerías como XS, Casa E, Patricia Ready, Artespacio, MNBA, entre otras.

/

1001suns.com
www.bienaldeartesmediales.cl/artista/michael-saup/